12.3.08

Pela el ojo que te pueden robar


La realidad de Venezuela es distinta a como la pintan en las postales
Decir "perrear" en Guayaquil es sinónimo de cortejar a una joven.O bailar reggaeton. Pero el calor de Puerto Ordaz hace que el significado de la palabra "perrear" no suene a baile, sino a transporte masivo urbano, es decir: "chamo, agárrate bien fuerte y cuidado con las entradas (callejones pobres) porque te pueden robar". Si la gente cree que en Puerto Ordaz, Venezuela, la vida es ligera, pues se "pega un vare", como dice Richard, quien perdió su trabajo como ingeniero industrial hace 8 años y aún no encuentra como profesional.
Él culpa al Gobierno Bolivariano del Comandante Hugo Chávez de su "desgracia" económica. "Yo vivía bien, era de clase media, pero ahora no tengo trabajo y tuve que comprar un carro para tener un ingreso extra en la casa. ¡Vale! soy taxista pirata y es la única manera de vivir aquí".
Ciudad Guayana es el verdadero nombre de San Félix y Puerto Ordaz, esta última es la ciudad moderna, la metrópoli, la coqueta, la mundana para los adinerados; mientras San Félix tiene mucho de Milagro, La Libertad, Pascuales y la avenida de la Perimetral: "No camine por ahí, no lo haga, por favor, le pueden robar", es la advertencia diaria a los turistas.
San Félix es la "ciudad vieja", de veredas grasosas, con acumulación de vasos plásticos y mujeres mundanas antiesbeltas -que cobran 40.000 bolívares por alegrar el cuerpo estéril de los turistas, en las cinco esquinas que rodean el Municipio de Caroní-. Acá el dialecto es directo, claro y conciso: "Chamo, pela el ojo que en la vereda de al frente te pueden robar", es una recomendación de los "rojitos", gente partidaria del presidente Hugo Chávez.
Puerto Ordaz se mueve al ritmo de la banca y de los negocios.Los empresarios y banqueros usan saco y corbata, mientras los desempleados desde 1998 visten informales a pesar de tener un título de ingeniero civil, como Richard, uno de los tantos taxistas "piratas" que deambula por la ciudad y que teme decir su apellido por una represalia del Gobierno.
"Ja, si me agarran no me sueltan", dijo Richard, uno más entre quienes están en contra del régimen chavista. Él no quiere que las populares "perreras" le ganen espacio en el nuevo mercado de turistas que se abrió desde el pasado fin de semana cuando las selecciones del Grupo B de la Copa llegaron a Puerto Ordaz.
Pero, ¿qué son las perreras?, "Chamo, si no sabes mejor no te subas", indica Rubén Ortiz, pariente (no quiso revelar) de Luis Urdaneta, ex seleccionado venezolano. Son camionetas con casetas con bancas para hasta 18 personas, que solo ingresan al sector deprimido de San Félix, allá donde el color del Orinoco es igual al del Guayas, pero que su malecón hace recordar la época más sucia del puerto.
Las "perreras" no son seguras, pero le dan un toque original a Ciudad Guayana. Este servicio cuesta entre 3 y 4 bolívares por persona (un dólar equivale a 2.144 bolívares). Si hay asalto no hay vuelto, la Guardia Nacional no se entera, como anoche cuando un ómnibus de periodistas brasileños fue asaltado frente al estadio Cachamay.
Venezuela, Puerto Ordaz o mejor dicho Ciudad Guayana, es de cuidado, pero es moderna. Puerto Ordaz en sus centros comerciales tiene un promedio de 500 extranjeros visitantes por día. Mientras la "satanizada" San Félix solo se queda con la imagen de los obesos sin camisetas, el olor a carne, pescado, fritura y con los tipos que pasan cuatro veces junto al extranjero en un tiempo récord: 25 segundos. "Si te portas comiquita te mandan una bala o una punta", testimonio de Andrés, otro taxista arriesgado que dejó su profesión por hacer carreras.
La tarifa de la carrera mínima (7.000 Bs.) desapareció por la Copa. Ahora una carrera corta no deja de costar 15 mil "bolos", pero ese abuso no es controlado. Todos quieren sacar provecho de los turistas y periodistas. Mientras en las "perreras", por un recorrido por los barrios deprimidos de Ciudad Guayana, cuesta entre 2 y 3 "bolos", con opción "a robo", dice Christian.
Vivir en Ciudad Guayana es como unir por un par de kilómetros a Guayaquil con Milagro, o alguna ciudad "satélite" en donde, al igual que Puerto Ordaz, en esta época no solo tiene que soportar lluvias, sino el enjambre de moscas.
Peter

1 comentario:

Rao dijo...

Hola, le recomiendo informarse mejor antes de escribir. Vivo en Ciudad Guayana y por lo que he leido sobre mi Ciudad no dudo que usted solo se limito a informarse de un par de taxistas resentidos, que por mala suerte para nosotros, habiendo tantos taxistas satisfechos con nuestro pais, le tocaron esos dos. Aprovecho de invitarlo a conocer mejor a mi ciudad. Ojo Ciudad Guayana igual que todas las Ciudades del mundo tiene sus espacios atractivos y otros no tan atractivos. Reciba un Saludo de un Guayanes orgulloso de su Ciudad natal.